Escucha esta nota aquí

Carlos Sánchez Berzaín, exministro de Gonzalo Sánchez de Lozada, considera que el juicio de responsabilidades que se iniciará contra el expresidente Carlos Mesa por el caso Quiborax es una "puesta de escena" del Gobierno y sostiene que no existe "persecución real" contra el también vocero de la causa marítima.

"No creo que existan las condiciones para que sea juzgado realmente. Hay que ver si esta es una puesta en escena o una persecución de verdad, pero yo no veo que sea una persecución de verdad, a otros opositores los han correteado", dijo en entrevista con radio Compañera.

Conoce más: 

El exministro de Defensa recordó que él fue quien recomendó que Mesa sea acompañante de Gonzalo 'Goni' Sánchez de Lozada en las elecciones de 2002 y mencionó que otros opositores realmente sí viven persecución judicial, como Manfred Reyes Villa y Branko Marinkovic.

Escucha la entrevista con EL DEBER Radio:

"Yo llevé a Carlos Mesa a esa posición por la relación que tenía con él, pero al poco tiempo él se me acercó para proponerme sacar a Goni, le dije que no haga eso, que éramos jóvenes, que debíamos ayudar a Goni a tener una buena gestión", acotó Sánchez Berzaín. 

Lea también: 

Luego, aseveró que Mesa conspiró contra el Gobierno de 'Goni' y fue aliado de Evo Morales, al instituir la agenda de octubre, incluyendo la Asamblea Constituyente, ratificando que el ahora expresidente fue su "recomendado".

"Le persigue la sombra de su conciencia. Él tiene muchas cosas pendientes, el paso al costado, el tema de octubre de 2003, temas posteriores, históricos, que se irán aclarando, que el reemplazo del presidente Sánchez de Lozada fue una propuesta de él, hoy tiene problemas de corrupción y tiene temas de construcciones carreteras", manifestó.