Escucha esta nota aquí

El papa Francisco y el Vaticano jugaron un papel esencial, intermediando en el histórico acercamiento anunciado el miércoles entre Estados Unidos y Cuba.

El Papa lanzó un llamado personal a Barack Obama en una carta remitida "este verano" boreal y separadamente otra a Raúl Castro. Además el Vaticano recibió a delegaciones de ambos países para culminar el acercamiento, explicó una fuente de la Casa Blanca.