Escucha esta nota aquí

De la alegría a la realidad. Los jugadores de Real Potosí decidieron ingresar en paro porque no se les pagó los sueldos con la recaudación del partido en el que golearon a Bolívar por 4-2, el domingo, en el estadio Víctor Agustín Ugarte.

El plantel pide ahora un mes de sueldo para levantar la medida de presión y prepararse para el encuentro contra Aurora, el domingo en Cochabamba (15:00). La plantilla total, incluida el cuerpo técnico, alcanza los 46.800 dólares mensuales.

En Real Potosí, el expresidente Juan de Uzin, que ayudó en esta etapa ante la ausencia del titular Calixto Santos (temas de salud), explicó que hubo un malentendido en la reunión con los capitanes Herman Soliz y Darwin Peña, que molestó a los jugadores y no se pudo efectivizar con el pago.

La anterior semana, los socios acordaron pagar directamente parte de uno de los cuatro meses pendientes a los lilas, con la recaudación de los partidos ante Oriente Petrolero y frente Bolívar, y así el equipo volvía a entrenarse.

Del primer cotejo con los refineros se amortizó cerca de 5.000 dólares, de la deuda general. En el encuentro con la academia paceña se tuvo un ingreso final de Bs. 138.592 (19.884 dólares) producto de la venta 5.298 entradas. Al margen de ello, se tuvo otra recaudación de ánforas de aporte de Bs 5.230.

Santos

Por su lado, se espera que hasta el miércoles el titular lila, Santos, pueda reasumir sus funciones después de estar aquejado por temas de salud. De acuerdo a los socios, el presidente de la institución potosina cumpliría con la cancelación de un sueldo el próximo jueves.

Real Potosí marcha antepenúltimo del Clausura, con 10 puntos, que sirven de mucho para salir también de la zona roja del descenso en la tabla acumulativa de la temporada, donde tiene 23 unidades, dos más que Aurora.