Un centenar de personas acudió a la actividad cultural denominada Estación Chaco, que se llevó a cabo el domingo en La Paz. La iniciativa de la Red Boliviana de Periodismo Cultural, Mi Teleférico, el proyecto Tuja y Flaviano se realizó en conmemoración a los 80 años del cese al fuego entre Bolivia y Paraguay. “Tenemos una deuda histórica con esos jóvenes que fueron al Chaco, gracias a ellos tenemos bonanza económica”, dijo Javier Badani, representante de la actividad.

En la oportunidad se llevó a cabo la actuación de Música de Maestros, que interpretó Boquerón, en homenaje a los héroes anónimos de la guerra. Asimismo, las infaltables cuecas robaron aplausos. Las madrinas, de pollera y vestidos antiguos, bailaban con los soldados y oficiales, quienes usaban uniformes de la época. En la ocasión también se proyectaron escenas de la película Boquerón, de Tonchy Antezana.

Música
Para el director de la orquesta, Rolando Encinas, interpretar canciones de la guerra es transmitir aquellas historias que no se contaron. “Parte de la guerra fue el coqueteo entre soldados y madrinas, las que acudían a la Estación Central para darles cigarros, dulces, escarapelas y apoyo moral”, dijo Encinas, nieto de benemérito, que supo de aquello por testimonio de otros excombatientes