Escucha esta nota aquí

Dos días antes de abandonar la presidencia de Uruguay, José "Pepe" Mujica, dará "un saludo", "un abrazo a los amigos" y un "hasta siempre" a los compatriotas el próximo 27 de febrero, en el simbólico y tradicional acto de arriado de la bandera nacional en la plaza Independencia de Montevideo.

"Es una ceremonia institucional a la que asistiremos con hondo sentido republicano y como debe ser: con proverbial sencillez, porque es la mejor manera de homenajear a la nación", explicó este viernes el mandatario en su habitual audición semanal en la radio M24.

Recientemente, un grupo de personas, ajenas al ámbito político, hizo un llamamiento popular en las redes sociales para convocar a la ciudadanía a presenciar de forma multitudinaria ese acto, el último de carácter público como presidente, y convertirlo en una despedida a modo de homenaje a su figura y gestión.

Sin embargo, posteriormente, los impulsores de dicha convocatoria echaron para atrás su planteamiento después de que el pasado 11 de enero y con la idea de "mirar hacia adelante, no para atrás", Mujica pidiera que no se le organizara ninguna despedida pública de su cargo como presidente, que cederá a Tabaré Vázquez el 1 de marzo.

"Tengo que volver a repetir y a decir que siempre miro hacia delante y por lo tanto lo mejor está por venir y la verdadera fiesta debe ser la asunción del nuevo Gobierno. Y debe serlo más que por el Gobierno por el país", espetó hoy el presidente.

En su opinión, el arriado de la bandera nacional en realidad "no es un homenaje" de la gente al Gobierno que se va, sino "un reconocimiento del Gobierno al pueblo simbolizado en la gente que allí esté".

"Quiero recordar que es institucional y protocolar y por lo tanto simboliza en los deberes de Presidencia el hecho de la entrega final del pabellón, que se ejecuta al Gobierno en pleno cuando éste se va.

Esto es una rutina, no es un invento nuestro, hay que cumplirlo", aceptó Mujica.

El acto tendrá lugar el próximo 27 de febrero, a las 19:00 hora local en la céntrica plaza Independencia de Montevideo.

"Obviamente que ese día tendremos que estar, entre otras cosas para dar un saludo, un abrazo a los amigos, un hasta siempre a los compatriotas a todos aquellos compatriotas que deseen acompañarnos en ese momento", agregó.

A pesar de la negativa de Mujica a convertir el acontecimiento en un homenaje a su figura, muchos de los seguidores de la página de Facebook que impulsaba la despedida reafirmaron su pretensión de acudir igualmente a presenciar el acontecimiento, organizado por la Casa Militar de Uruguay.