Escucha esta nota aquí

La unidad anticorrupción procedió a la aprehensión de la fiscal Doris Rivero por un supuesto soborno para liberar un motorizado involucrado en un accidente vial.

Agentes policiales con intervención fiscal irrumpieron la tarde de ayer en las oficinas de Doris Rivero, en Tránsito para proceder a su aprehensión y trasladarla a la unidad anticorrupción de la Fiscalía central para que preste su declaración.

Sin embargo, la aprehendida sufrió una descompensación en su salud y tuvo que ser internada de urgencia en la clínica Kamiya.

La acción realizada contra la representante del Ministerio Público se ejecutó después de que el abogado Gustavo Zuna presentara una denuncia en su contra adjuntando un audio con la voz de la fiscal Rivero. Se trata de una llamada telefónica que realiza el jurista Gustavo Zuna, defensor de una persona que tenía su motorizado retenido en Tránsito por un accidente vial.

Se puede escuchar en el audio que el abogado llama a la fiscal Rivero y le asegura que el caso pasó a sus manos y que no se logró arreglar con la otra parte involucrada en el accidente con daños materiales.

El abogado le manifiesta a la fiscal que a su cliente le urgía sacar el vehículo para la revisión técnica y para realizar otras tareas pero que dependía de su autoridad. Rivero inicialmente le dice: “Véalo usted nomás”, en cuanto al pago para la liberación.

En la última parte del audio Doris Rivero le dice: “Ni para mí ni para usted unos 100 dólares y listo”. El abogado le entregó $us 100 y el billete es la prueba clave.

El fiscal general Ramiro Guerrero encaminó las acciones en aras de extirpar los actos de corrupción. Guerrero manifestó que no se permitirán actos como estos y que los fiscales que sean descubiertos serán procesados. Rivero será llevada ante un juez cautelar y será imputada por concusión.

Otra denuncia
Del mismo modo, el abogado Franz Menacho también presentó una denuncia contra la fiscal Jenny?Ortiz pues la acusa de haber pedido $us 1.000 para liberar a un brasileño indocumentado.

Sin embargo, la fiscal Ortiz negó de forma categórica ese extremo. Conminó a Franz Menacho a presentar pruebas