Escucha esta nota aquí

El ministro de Educación, Roberto Aguilar, denunció corrupción dentro de las filas que algunos padres de familia protagonizan para inscribir a sus hijos en las diferentes unidades educativas del país. Pidió a la población no contribuir a esos "negocios oscuros"

"Lo que nos preocupa es que nuevamente aparezcan esas filas (...) Hay algo que esta mal y por eso es que los directores tienen que establecer un mecanismo con la junta escolar para sortear puestos. Las filas han generado la venta de espacios, un negocio turbio lleno de corrupción", detalló la autoridad en palacio de Gobierno. 

El titular sostuvo que muchas personas se dan a la tarea de hacer filas para luego vender sus espacios a padres de familia desesperados, fenómeno que tiene lugar en las principales ciudades del país. Sugirió incluso cambiar de recintos para inscribir a estudiantes. 

"Por ejemplo, en Potosí no se sabe dónde se va inscribir el Pichincha, que es un colegio muy prestigioso, de esa manera la gente que hace fila tendrá que ir a otro lado para inscribir y eso corta este negocio de gente malintencionada", acotó Aguilar. 

El ministro pidió a las personas que son víctimas de cobros irregulares denunciar eso a los directores distritales de educación o al propio ministerio, para sancionar a los responsables de esas irregularidades.