Escucha esta nota aquí

La juez segundo de Instrucción en lo Penal, Lía Cardozo, dispuso la detención domiciliaria para la generala Irma Cerruto, acusada de cometer irregularidades en la compra de uniformes para la institución del verde olivo. 

Los datos del caso indican que la investigación se inició por el presunto sobreprecio en la adquisición de las prendas de vestir para las gestiones 2013 y 2014. Se advierte la posible existencia de un daño económico al Estado de dos millones de bolivianos. 

Conoce más: Envían a la cárcel a excomandante de la Policía

Ademas de Cerruto, otros 14 policías, entre ellos dos exgenerales también son investigados por el Ministerio Público, debido a que tendrían algún grado de responsabilidad en las gestiones realizadas para la firma de contratos. 

El pasado miércoles se procedió a la aprehensión de la uniformada, que se desempeñaba como directora Administrativa de la Policía, que fue denunciada por subalternos, que eran víctimas de "amenazas" por parte de la autoridad. 

Lee también: Ministro Romero alista nueva reforma de la Policía

La pasada semana, otro juez determinó arresto domiciliario para la mayor, Leticia Zapana, exjefa del departamento de Adquisiciones de la Policía, imputada por la adquisición con sobreprecio de uniformes para la tropa.

Según la denuncia, todos estos hechos tuvieron lugar durante el mando del general Alberto Aracena, en 2013, cuando se catalogó de histórico que Cerruto forme parte del Alto Mando policial, siendo la primera mujer en un cargo jerárquico.