Escucha esta nota aquí

La madre de una niña de cinco años que fue objeto de violación por el portero de un conocido colegio privado fue agredida por otras mujeres que a su entender buscan encubrir para que el hecho quede en la impunidad. Sucedió la tarde del jueves en la puerta del establecimiento.

La mamá que llevaba a su niña en el turno de la tarde hace más de tres meses notó un cambio en la conducta de su hija hasta que tuvo que indagar y denunciar el hecho. Reveló que cambió varios abogados que no le fueron leales, solo le sacaron dinero y al final se vio obligada a acudir a la prensa y recién en la Fiscalía se movilizaron. Tras su denuncia intervino la Defensoría de la Niñez, hizo la entrevista sicológica a la niña y evidenció el abuso de parte del portero que fue echado del colegio.

La Fiscalía notificó al hombre pero no se presentó y emitió apremio. La niña fue sometida a prueba forense y se determinó que hubo abuso sexual y su mamá la cambió de colegio. El jueves cuando la mamá fue al colegio para hablar con la directora varias mujeres la agredieron y nadie la defendió.