Escucha esta nota aquí

La persona más anciana del mundo, la japonesa Misao Okawa, falleció este miércoles a la mañana a sus 117 años por causas naturales, informaron los medios japoneses.

Misao Okawa murió en la residencia geriátrica de Osaka, al oeste de Japón, donde residía, informa el diario argentino La Nación.

Hasta los 110 años, Okawa era capaz de caminar y de valerse por sí misma, aunque en los últimos años de su vida se desplazaba en silla de ruedas y estuvo internada en un geriátrico.

"La mujer había celebrado su 117 cumpleaños el pasado 5 de marzo, en una ceremonia que atrajo gran atención mediática y recibió la visita de familiares, vecinos y autoridades locales. Okawa tenía tres hijos, cuatro nietos y seis bisnietos", se lee en la nota.

Okawa entró en el Libro Guinness de los Records como la persona más anciana del mundo en junio del 2013, cuando Jiroemon Kimura, también procedente de Japón, murió a los 116 años y 54 días.

Sus secretos para la longevidad eran vivir sin estrés, dormir al menos 8 horas diarias y comer lo que le gustaba y de forma abundante, según explicó en varias ocasiones a los medios nipones.

Ahora la persona más anciana del mundo es Gertrude Weaver, de Estados Unidos, que cumplirá 117 años el 4 de julio.