Escucha esta nota aquí

Los países latinoamericanos pretenden erradicar hasta 2025 el hambre que aqueja a 6,1% de la población regional, con un plan presentado este miércoles por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) a los presidentes de la Celac reunidos en Costa Rica.

Fortalecer la comercialización intrarregional de semillas y fertilizantes, incentivar las compras estatales a organizaciones de agricultura familiar, favorecer la cooperación sur-sur y capacitaciones a los agricultores son algunas de las acciones específicas que el plan pretende implementar.

"Nuestra meta es alcanzar la erradicación del hambre antes de 2025 a la luz de experiencias exitosas", como la de Brasil, manifestó Raúl Benítez, representante para América Latina y el Caribe de la FAO durante la III Cumbre de la Celac, en Costa Rica.

El representante precisó que la estrategia se concentrará en los países que muestran más rezago en el combate del hambre como Bolivia, Honduras, Guatemala, Nicaragua, Haití, Panamá y Paraguay.

"Vamos a ser la última generación en convivir con el hambre en la región", afirmó Benítez.

El planteamiento nació de una solicitud realizada un año atrás por los mandatarios en La Habana, durante la II Cumbre de la Comunidad de Estados de Latinoamérica y el Caribe (Celac).

"Una persona que no se alimenta pierde el 15% de su coeficiente intelectual, pierde calidad de vida y pierde la capacidad de ser productiva. No podemos permitirnos que hermanos nuestros padezcan de hambre", manifestó José Graziano, director general de la FAO

Graziano dirigió el programa "Hambre Cero" que Brasil lanzó en 2003 y se ha convertido en modelo para otros países y para el plan de CELAC.