Escucha esta nota aquí

En una noche en la que el cantautor estadounidense de bachata Romeo Santos enloqueció a su público, el italiano Michele Cortese y la chilena Elizabeth Morris se convirtieron en los triunfadores de la versión 56 del Festival Internacional de la Canción, cuyo cierre estelar tendrá hoy la presencia del inglés Yusuf Islam, más conocido como Cat Stevens.

Hablando de lo que significa estar enamorado, sorprendiendo con un tema de Pimpinela y, sobre todo, cautivando a la fanaticada femenina con cualquier frase y con sus movimientos sobre el escenario, Romeo Santos encendió la noche en la Quinta Vergara.

No faltaron las piezas que lo encumbraron en su carrera cuando fue líder del grupo dominicano Aventura, un referente obligatorio de la bachata. Fue así que en el repertorio no faltaron piezas de ese cancionero lacrimógeno como Obsesión, Hermanita y Mi corazoncito.

Luego de recibir su gaviota de oro y de agradecer emocionado al público, dedicó uno de sus grandes éxitos Propuesta indecente a una mujer con la que compartió una copa de vino, acostó en una gigantesca cama sobre el escenario y besó en los labios. Todo un galán.

Final
Luego de la actuación de los artistas en competencia, vino la ceremonia de premiación

El jurado determinó que el mejor intérprete en la competencia internacional fue el italiano Michele Cortese, cuya canción Per Fortuna también se erigió como la ganadora en esta categoría. Por su parte en folclore Álex Ramírez y la Cosa Nuestra de Perú fue el mejor intérprete, mientras que la chilena Elizabeth Morris se alzó con el premio a la mejor canción, por La mejicana