Escucha esta nota aquí

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en Bolivia (Unodc, por su sigla en inglés) reconoció al Gobierno por sus esfuerzos de racionalización/erradicación de la superficie cultivada con coca en los últimos años.

Su representante en el país, Antonino De Leo, afirmó que un factor importante que posibilitó esta racionalización es el diálogo y el consenso con las organizaciones sociales y autoridades locales para las tareas de reducción de cultivos excedentarios de coca.

Conoce más: Bolivia mantiene ritmo de erradicación de cocales

"Esta es una estrategia innovadora en la reducción de cultivos", agregó. Explicó que la "racionalización" se refiere a la reducción de cultivos excedentarios de coca en zonas permitidas, mientras que la "erradicación" es la eliminación total del cultivo en zonas no permitidas.

Asimismo, destacó que entre 2010 y 2014 el área de cultivos de coca en Bolivia disminuyó en 10.600 hectáreas, lo que representa una reducción de más de un tercio. De Leo participó hoy en Chimoré, en el acto de cierre de la erradicación de coca excedentaria en 2015.

Dijo que la Unodc considera, junto con varias autoridades nacionales, que la expansión de los cultivos de coca en los parques nacionales es uno de los principales desafíos del Gobierno en la ejecución de la estrategia nacional de control de drogas.

Lee también: 11 países apoyan idea de Bolivia para venta de coca

De Leo resaltó que las experiencias exitosas a nivel mundial que han logrado reducciones sostenidas de cultivos ilícitos "incluyen esfuerzos de racionalización/erradicación enmarcados en programas de desarrollo integral, participativo y de largo plazo en las zonas de cultivo, así como por programas de cooperación regional e internacional".

La Unodc coincide con el Viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas, Felipe Cáceres, en la necesidad de dotar las herramientas necesarias a los organismos pertinentes para una más efectiva lucha contra el narcotráfico, con un enfoque basado en inteligencia y los más altos estándares de integridad.