Escucha esta nota aquí

Orlando Franco Campero Callejas (51), imputado por el delito de feminicidio a raíz de la muerte de su concubina, María José Suárez Aparicio (22), fue enviado ayer a la cárcel de Palmasola con detención preventiva por orden del juez Moisés Chaille.

Según la fiscal Hortencia Paniagua, Campero negó el crimen e indicó que su mujer cayó del vehículo al sufrir un ataque epiléptico y se provocó la muerte, versión que los familiares de la joven no creyeron y lo esperaron a la salida de la casa judicial para propinarle puñetes y patadas en medio de pedidos de “¡justicia!” y “¡cadena perpetua!”