En la actualidad se ha vuelto una tendencia el sacar fotografías a las cosas que hacemos y hacerlo de forma diaria con la comida que estamos a punto de degustar, no es la excepción.

Un estudio realizado para Journal of Consumer Marketing, indica que la percepción de las personas que toman fotos de los platos de comidas que están a punto de degustar para compartirlo en las redes sociales, es distinto en aquellos que no lo hacen.

En este trabajo realizado por la Universidad de St. Joseph en Filadelfia y la Universidad de San Diego en California, tomó como referencia a más de 120 personas.

Los estudios revelaron que luego de tomar la fotografía aumentan las actitudes y las evaluaciones de sabor para cuando se coma lo que se fotografío previamente. ¿Y tú, eres de los que le sacas fotos a tus comidas?.

Llega a Bolivia la moda de fotografiar la comida

1. No es lo mismo cocinar para un comensal que para la cámara
"Cuando un chef prepara un alimento se tiene que preocupar del sabor, en cambio cuando te enfocas en cocinar para sacar una foto tienes que enfocarte en la imagen del alimento".

2. La comida para fotos no necesita sal
"Porque la sal hace que la comida se deshidrate, y eso hace que no se logre un look perfecto".

3. Para elegir dos tomates, revisar por lo menos 50
"Si tienes una montaña de tomates hay que darse el trabajo de mirarlos de un lado, al otro y encontrar a los tomates mas hermosos".

4. Con una comida fea visualmente, nunca lograras una foto linda
"Si la lechuga está marchita, o si tu torta está quemada, es imposible sacar una buena foto. Por eso tienes que elegir el producto mas lindo".

5. Juega con muchas opciones de vajilla y fondos
"Es bueno probar muchas opciones para lograr una buena toma, así que céntrate en la comida . Además, trata de usar la menor cantidad de elementos posibles dentro de la foto". publicitarias y editoriales, entre otras actividades más. Puedes dar click aquí y ver su portafolio.