Escucha esta nota aquí

El Gobierno considera irresponsable que existan casas a menos de 50 metros de las riberas de los ríos, debido a que desde 2010 se registraron inundaciones en la zona. Se adelanta la construcción de al menos 500 viviendas. 

"Tenemos que tomar decisiones estructurales, no podemos estar invadiendo zonas de seguridad. Esperamos que se de una solución que sea definitiva porque, como les digo, en 2010 ya se registro ionundaciones", aseveró el ministro de Obras Públicas, Miltón Hinojosa. 

Los datos proporcionados por esa cartera de Estado indican que son entre 400 a 500 las casas que quedaron inundadas por las aguas del río Acre en Cobija, existiría otra cantidad aún no determinada en la zona del río Tahuamanu.

"Se está haciendo una evaluación estructural y amerita coordinar varios temas (...) Los más pronto posible se conocerá la propuesta y no se tiene el presupuesto para la construcción de las viviendas. Nos estamos basando en datos de 2010 y 2012", agregó la autoridad.

En la víspera el vicepresidente Álvaro García Linera sostuvo que se trabajará un plan para reubicar definitivamente a los barrios de las riberas para evitar que las inundaciones se reiteren año tras año. 

Se anticipa la entrega de terrenos y viviendas "modestas" construida entre el Estado y los propietarios. Inicialmente se conoce que los barrios Mapajo y Cataratas deberán desplazarse los siguientes meses.

Hasta el momento fueron afectados cuatro municipios, dos comunidades indígenas, más de 5.000 personas de aproximadamente 1.100 familias, refugiadas en 19 albergues en la capital del departamento de Pando.