Escucha esta nota aquí

El viceministro de Defensa de los Derechos del Consumidor, Dante Justiniano, informó de que las empresas que cometan faltas contras sus clientes serán sancionadas económicamente. La autoridad dijo que la multa se aplicará en proporción al daño y a la gravedad, y si la afectación se produce en una persona, a un grupo o a la sociedad en su conjunto.

La sanción económica, que va desde los 1.000 bolivianos hasta 102.000 bolivianos, está establecida por la Resolución Ministerial 55/2015. Las infracciones sancionables previstas incluyen la falta de inocuidad alimentaria, calidad, seguridad, higiene y buen trato y atención en la oferta de productos y servicios, entre otras.

Justiniano añadió que también serán consideradas acciones punibles las prácticas abusivas comerciales como inducir a compras o requerimientos de servicios por medio de engaños y promesas de premios falsos.

“Hemos recibido reclamos donde gente inescrupulosa, a partir de llamadas, ofrecen premios, los conducen a los lugares de atención y los inducen a adquirir productos y servicios sin otorgar los premios”, explicó el viceministro.

En la gestión 2014, el Viceministerio de Defensa de los Derechos del Consumidor atendió 2.041 reclamos en todo el país, el 87% se resolvió solo por la vía de la conciliación entre las partes.