Escucha esta nota aquí

Se veía venir. Pues de tanto presionar, la vasija se quebró y el sueño del proyecto hidroeléctrico Rositas fue postergado por el Gobierno ante el reiterado rechazo de algunas comunidades colindantes con la obra.

Así, de acuerdo con el periódico mensual El Progreso del Gran Valle, Rafael Alarcón, ministro de Energías, indicó el 23 de septiembre en Los Troncos, provincia Ñuflo de Chávez, que Rositas es un proyecto complejo, en el que se tienen muchas dificultades, donde la gente no se puso de acuerdo, por lo cual es difícil realizar una inversión debido a que los contratistas, según su criterio, no están dispuestos a trabajar en condiciones inadecuadas.

“Desafortunadamente estamos postergando el sueño cruceño, debido a lo que ustedes conocen, como las protestas sociales. En la medida que la gente tome conciencia de la necesidad de inversión, de la necesidad de realizar proyectos de envergadura en Bolivia, nosotros retomaremos las tareas en Rositas”, precisó Alarcón y remarcó que hoy el proyecto está empantanado y por ello están viendo otros.

Ante la consulta de si hay oposición a Rositas en el río Grande, según el Gobierno hay como ocho proyectos similares, ¿estos se realizarán?

Alarcón indicó que los mismos están avanzando, pero subrayó que Rositas es un ícono porque está en Santa Cruz, mientras que los otros aprovechamientos están compartidos en el límite departamental entre Chuquisaca y Cochabamba.

Cabe recordar que el 15 de septiembre de 2016, la Asociación Accidental Rositas (AAR) se adjudicó la ejecución de la ingeniería, suministro, construcción, montaje, pruebas y puesta en marcha de la hidroeléctrica Rositas bajo el sistema llave en mano.

La inversión proyectada para la obra era de $us 1.000 millones provenientes de un crédito del Eximbank chino, que iba a cubrir un 85% del valor de la represa y el otro 15% iba a estar a cargo del país.

Sin embargo, ante el surgimiento de una serie de protestas y observaciones a la obra de parte de las comunidades de los valles cruceños, el presidente Juan Evo Morales advirtió con trasladar a otras regiones los recursos contemplados para la ejecución de Rositas.

Reacción cruceña

Desde la Gobernación de Santa Cruz criticaron la decisión unilateral del Gobierno de postergar el proyecto hidroeléctrico y lamentaron no haber recibido una notificación oficial al respecto.

Roly Aguilera, secretario general de la Gobernación cruceña, fue tajante al indicar que esto era una muestra del fracaso del Gobierno del MAS, que en más de 10 años nunca pudo concretar una obra ícono en el departamento.

Aguilera remarcó que Rositas es un proyecto histórico no solo para la región, sino para el país y que su postergación frena el desarrollo de Bolivia, pues deja sin efecto la generación de electricidad, el avance de un importante sistema de riego, la provisión de agua potable, y deja indefensa a la zona en cuanto al control de las inundaciones que afectan al cultivo y a la seguridad alimentaria.

La autoridad indicó que no es posible que un Gobierno que debido a los buenos precios de los minerales y los hidrocarburos no pudo concretar en 12 años alguna obra productiva en Santa Cruz y recordó el fracaso de Mutún, la poca seriedad en la licitación del Hub Viru Viru, los eternos anuncios sobre Puerto Busch y ahora el freno en la construcción de Rositas.

Aguilera hizo notar que hasta el momento la Gobernación no recibió de manera oficial la información de que el Ministerio de Energías y la Empresa Nacional de Electricidad de Bolivia (ENDE) optaron por frenar la obra, por lo que hoy harán una representación ante ambas instituciones para tener más información, aunque, a su criterio, el Gobierno está desorientado y solo opta cada 24 de septiembre prometer obras que en realidad no están en su cálculo político.

El rechazo

De acuerdo con el corresponsal de EL DEBER Juan Carlos Aguilar, que le detalló a la web, en los últimos días se dieron situaciones complejas en la zona, pues, según Aguilar, las oficinas de ENDE fueron pintadas con mensajes que repudiaban la presencia de los inversores y también se había dado la retención de personeros de dicha empresa que intentaban ingresar al lugar, pero que fueron echados por los lugareños.

Según Los Tiempos, Joaquín Rodríguez, presidente ejecutivo de ENDE, ratificó lo dicho por Alarcón días pasados e indicó que el denominado sueño cruceño se está postergando debido a las protestas sociales. Y al ser consultado sobre el tiempo que tomará esta postergación, indicó que en cuanto la población tome conciencia se retomarán de inmediato las tareas, hasta el momento suspendidas.

José Luis Sandóval, presidente del Comité de Tierra y Territorio, dijo que Rositas no era un “sueño” para los cruceños, como habían informado desde el Gobierno, sino que su implementación significaba “una pesadilla”.

Sandóval dijo que ENDE no tuvo la voluntad de dialogar respecto a las observaciones medioambientales en Vallegrande y observó que la generación de electricidad era más cara que la de los otros paises de la región.

Para obtener más detalles se enviaron ocho preguntas a ENDE, pero hasta el cierre de edición no fueron respondidas.

LOS DETALLES DE LA MEGAOBRA QUE SANTA CRUZ DESEA TENER

1.000
Millones de dólares

Es el dinero que en principio se iba a destinar para la construcción de la hidroeléctrica.

400
Megavatios

Esta iba a ser la capacidad instalada para la generación de electricidad.