Escucha esta nota aquí

Dos ciudadanos peruanos fueron condenados a siete años y seis meses de privación de libertad en una cárcel por el delito de trata y tráfico de personas, según informó el Fiscal Departamental de Oruro, Orlando Riveros. 

Eroel Tinoco Rivadineira y Rafael Ochoa Ramírez son los sentenciados, quienes intentaron trasladar de forma ilegal a 18 ciudadanos de nacionalidad dominicana desde el territorio boliviano hacia a Chile, indica el archivo del caso.

Las 18 personas tenían como punto de partida República Dominicana hacia la ciudad de Cali, Colombia, estuvieron en Ecuador, posteriormente llegaron a Perú y utilizando barcazas en horas de la noche, para evitar el control migratorio, ingresaron a territorio boliviano.

“El trabajo realizado ha permitido demostrar que hubo un delito y que los ahora sentenciados eran con probabilidad los cabecillas de esta banda dedicada a la trata y tráfico de personas”, agregó el representante del Ministerio Público.

Antecedentes del hecho

El 11 de septiembre de 2014, en la terminal de buses, parada a Pisiga, Oruro, efectivos de Migración encuentran en el interior de un vehículo de la empresa Trans Sabaya a 18 ciudadanos extranjeros. Por la documentación presentada se evidencia que habían ingresado de forma ilegal al territorio boliviano y pretendían llegar a Chile.

Ambos extranjeros, que fungían como guías, les dijeron a sus víctimas que si se encontraban con la Policía no manifestaran que se conocían. Cuando fueron descubiertos, solo se pudo obtener tres declaraciones porque los demás fueron intimidados para no hablar, sin embargo uno de los ciudadanos peruanos era quien tenía todos los pasajes.

Los dominicanos arribaron a Bolivia a la 01.00 de la madrugada, cruzaron en Barcazas en grupo de 10 por Desaguadero, llegaron a El Alto y luego pasaron a Oruro.