Escucha esta nota aquí

Redimida de un pecado que nunca cometió y apóstol de los apóstoles, esa es la imagen de María Magdalena que defendió la actriz Rooney Mara durante la presentación en Londres de la película homónima, dirigida por Garth Davis.

“Siempre había tenido la misma imagen que tiene la mayoría de la gente de que María era una prostituta, así que cuando leí el guion y vi que no era así me quedé boquiabierta”, dijo la también actriz de Carol.

La película María Magdalena narra la historia de esta mujer en el año que dedicó a seguir los pasos de Cristo antes de su crucifixión, en una adaptación cinematográfica del denominado Evangelio de María, un texto del siglo II cuyo origen se atribuye a ella. 

La estadounidense, de 32 años, comparte reparto con otro grande, Joaquín Phoenix, que interpreta a Cristo; Chiwetel Ejiofor, como San Pedro; y Tahar Rahim, en el papel de Judas Iscariote, en este filme que se estrena este jueves en todas las salas de Bolivia.