Escucha esta nota aquí

El expresidente de la Cooperativa de Telecomunicaciones Santa Cruz (Cotas), Iván Uribe, prestó su declaración ayer, durante cinco horas, en la División Econó- mico Financiero y Corrupción Pública de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) en el marco de la investigación sobre el robo de $us 7,7 millones en la entidad.

Mientras el Comité de Defensa de los Socios y Usuarios de los Servicios Públicos exige la renuncia de los miembros del Consejo de Vigilancia. La declaración informativa de Uribe empezó a las 15:30, se extendió hasta las 20:30 y al salir de las oficinas policiales evitó referirse a la exposición que hizo a los fiscales que integran la comisión que indaga el robo en Cotas. Atribuyó extremo cansancio por la maratónica toma de declaraciones y dijo que lo hace, además, por recomendación médica.

En el marco de la toma de declaraciones se conoció que Uribe habló de temas administrativos y cuando fue interpelado por los fiscales refirió que se enteró de los hechos irregulares e inconsistencia financiera detectada en el programa Cotas en Cuotas después de haberse conocido los resultados de la auditoría específica realizada a dicho plan.

Además, refirió que los funcionarios que fueron identificados como presuntos autores del robo fueron retirados de la telefónica. Se tiene conocimiento de que el Ministerio Público reforzó la investigación con un equipo de cuatro fiscales. Ayer, además de Uribe, se conoció que declaró, en calidad de testigo, la auditora de la cooperativa telefónica.

Cabe recordar que en una auditoría específica a Cotas en Cuotas se descubrió la ‘perforación’ del sistema de control de dicho programa a través de solicitudes ficticias de equipos electrónicos.

Hay siete funcionarios implicados de las áreas de marketing, comercialización, contabilidad, control de gestión, de ventas y demandas y mensajería.

Los presuntos funcionarios implicados son Huber G., Orlando C., Luz Marina S., Richard A., Jesús J. y Javier V.D., este último renunció voluntariamente, según Cotas, sin indicios en su contra. Ayer, el Comité de Defensa de los Socios y Usuarios de los Servicios Públicos, se hizo eco del caso, su presidenta Gloria Calvimonte, exigió que se trans parente el manejo de Cotas, sin titubeos acusó al expresidente de la institución, Iván Uribe, de ser el principal responsable del robo y cuestionó su alejamiento de la institución. “Él era el presidente del Consejo de Administración, debió vigilar y estar al tanto. Sobre él cae todo el peso”, cuestionó.

En esa línea, pidió la renuncia del todo el Consejo de Vigilancia de la telefónica por no fiscalizar el manejo. Y además, fue más allá al exigir que se realicen nuevas elecciones. “El Consejo de Vigilancia está para fiscalizar, pero cuidaban que nosotros (los socios), no sepamos lo que robaban. Por eso, pedimos la renuncia de los dos consejos, y que haya nuevas elecciones”, dijo Calvimonte. Mientras Carlos Alberto Egüez, presidente del Consejo de Vigilancia, restó importancia a los comentarios de Calvimonte.

Explicó que en base a la auditoría que se presentó a la Fiscalía se activaron las acciones legales y administrativas, y que corresponde a la justicia determinar los grados de responsabilidad. Egüez sugirió a sus detractores informarse primero del hecho y en base a qué documentos están actuando los fiscales. “Pero, independiente de eso, seguiremos trabajando para que se llegue a conocer la verdad y de acuerdo a nuestro mandato”, afirmó. 

Hay nuevo presidente

En la víspera, Cotas recompuso la estructura ejecutiva del Consejo de Administración y eligió como presidente a Leonardo Suárez Parada. Asumió el cargo, horas después de que Iván Uribe presentara licencia indefinida atribuyendo problemas de salud. Suárez, de 42 años, es un empresario formado en Administración de Empresas, con maestrías en Gestión Tributaria e Ingeniería Financiera.

Es miembro del Consejo de Administración de Cotas desde 2016. Los ejecutivos que lo acompañan en la directiva son Marcelo Áñez (vicepresidente), Eduardo Moreno (secretario) y José Daniel Hurtado (tesorero), que se mantiene en el cargo.

Ayer, los cívicos cruceños indicaron que defenderán la institucionalidad de Cotas. Luis Fernando Camacho, presidente del Comité pro Santa Cruz, dijo que la cooperativa es el reflejo de un pueblo al que nada le regaló el Estado. “El sistema cooperativo es exitoso y reconocido en todo el mundo. Eso es lo que vamos a proteger.

No vamos a permitir que el Estado lo use como excusa para una intervención”, indicó.