Escucha esta nota aquí

Uno de los diarios más influyentes de Estados Unidos, The Washington Post, publicó este miércoles un extenso artículo en el que asegura que Colombia ha pasado a liderar la lista de países productores de coca, después de que en 2013 lo destronara Perú.

“Solo dos años después de que dejara de ser el primer productor mundial, y de que cayera incluso por debajo del Perú, Colombia siembra ahora más coca ilegal que el propio Perú y que el tercero de la lista: Bolivia”, sostiene el diario.

“En 2014, que es el último año con estadísticas disponibles, los colombianos cultivaron un 44% más de coca con respecto a 2013, y es probable que este año la siembra sea aún más grande, dicen agentes estadounidenses”, agrega el mencionado artículo.

Lo que dice la Onudc

El dato oficial de 2014 es el que facilitó la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Onudc por su sigla en inglés) en julio de 2015. Este informe indica que “la cifra de cultivos de coca en Colombia también sufrió un importante incremento al pasar de 48.000 hectáreas en 2013 a 69.000 hectáreas en 2014”.

La misma institución de la ONU señaló que Perú pasó a sembrar 49.800 hectáreas de coca en 2013 a 42.900 hectáreas en 2014, ubicándose así en el segundo productor mundial de la hoja milenaria.

En el caso de Bolivia, la Onudc indicó el país cerró el 2014 con 20.400 hectáreas de cocales. En agosto de este año Antonino De Leo, representante de esta institución, hizo notar que de 2010 a 2014 “el área de cultivos de coca disminuyó en 10.600 hectáreas, lo que representa una reducción de más de un tercio”.

Es necesario destacar que la Onudc presenta el resultado de su monitoreo de cultivos de coca una vez culminada la gestión, por ello aún no hay estos datos en este 2015.

El gobierno colombiano lo sabe

The Washington Post precisa que el boom de la coca se produce en un momento especialmente delicado para el gobierno de este país, que está en las etapas finales de las negociaciones de paz con las Farc, que durante mucho tiempo se han beneficiado del comercio ilegal de drogas.