El galpón de la sucursal de Indara SRL, cuya oficina principal está en la ciudad de Santa Cruz, fue afectada en gran parte por el incendio que aún persistía este jueves con focos menores en la infraestructura, donde los materiales de melamina y colchones se redujeron a cenizas.

La administradora María Elena Díaz dijo que la empresa tiene una fábrica en la capital cruceña y que aún se cuantifican las pérdidas por el siniestro.

“Todo ha sido consumido por el fuego, como puertas, marcos, tableros, espaldares, baúles y colchones”, afirmó Díaz respecto al incendio que se produjo ayer por la mañana por causas desconocidas.

Por ahora se manejan dos hipótesis sobre el origen del fuego, la primera que unos parroquianos habrían encendido una fogata en un lote baldío aledaño al galpón de la empresa expandiéndose las llamas hasta el lugar y la otra es por un corto circuito.

El incendio en el galpón de la empresa puso en riesgo otros inmuebles cercanos, pero por la rápida intervención de bomberos de la Policía Nacional y del Grupo Brasschaat se pudo controlar.

Lee también: