Escucha esta nota aquí

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, advirtió este viernes que hay intenciones de sacarlo del poder a la fuerza y responsabilizó de esto a la "oligarquía" que además estaría impulsando un sabotaje económico en contra de su Gobierno.

"Tengo muchas pruebas y las voy a presentar muy pronto (...) en Venezuela está en marcha un golpe económico y un golpe de Estado, convoco al pueblo a la batalla para desmontar ese golpe económico, ese golpe de Estado", dijo Maduro durante un discurso que ofreció tras una marcha para celebrar el 57º aniversario de la caída de la dictadura.

El supuesto plan en su contra está, según Maduro, orquestado por la "derecha" venezolana que ha desatado la "guerra económica" en el país durante los últimos dos años y son los responsables de la escasez y el desabastecimiento que vive el país.

Según el mandatario, detrás de los planes del golpe de Estado y económico están los mismo grupos de poder que intentaron derrocar a su predecesor, el fallecido Hugo Chávez, y que promovieron las protestas antigubernamentales que se desarrollaron hace casi un año y dejaron 43 muertos, según cifras oficiales.

Crítica a expresidentes

Por otra parte, Maduro aseguró que los exgobernantes de Chile, Sebastían Piñera; México, Felipe Calderón; y Colombia, Andrés Pastrana, que visitarán a Venezuela el próximos lunes para asistir a un evento organizado por un sector opositor, viajan financiados por el narcotráfico.

"Que lo sepan los pueblos, que a estos tres expresidentes les están pagando con el dinero del narcotráfico, primero, y en segundo lugar vienen a apoyar un golpe de Estado contra el Gobierno que yo presido", aseveró Maduro este viernes durante un acto público en Caracas.

Piñera, Calderón y Pastrana viajarán a Caracas para participar en un foro denominado "El poder ciudadano y la democracia de hoy" que se realizará el próximo lunes en la capital venezolana.

Según Maduro esta actividad está siendo organizada por "un grupo terrorista" que es investigado y procesado en ese país por intentar asesinarlo.

Maduro advirtió a Piñera, Calderon y Pastrana, a quienes etiquetó como los miembros de "un club de expresidentes vagos", que pueden entrar a Venezuela pero, dijo: "A ustedes les debe quedar claro que vienen a Venezuela a apoyar a un grupo de extrema derecha que desconoce al gobierno y que está llamando a un golpe de Estado cruento".