Escucha esta nota aquí

Hasta el momento, según el informe de la Gobernación y del Ministerio de Defensa, los municipios del norte cruceño son los más afectados por las lluvias que han caído en la región, aunque los valles cruceños se han visto desconectados de la ciudad capital debido a los derrumbes sobre la ruta interdepartamental.

El ministro de Defensa, Reymi Ferreira, señaló, la mañana del martes en la Red Uno, que 11 municipios de las provincias, Warnes, Obispo Santistevan, Sara e Ichilo, son los más perjudicados por las lluvias, mientras que en los valles se han contabilizado ocho.

Para los valles cruceños, indicó Ferreira, se está gestionando el desembolso de 20 millones de bolivianos para reparar cuatro puentes, realizar defensivos y ensanchar el camino a fin de evitar que en temporada de lluvias los derrumbes obliguen a cerrar la carretera antigua a Cochabamba.

En el caso del norte de Santa Cruz, el ministro adelantó que coordinará con las demás carteras de Estado para que se reprogramen los créditos productivos a fin de que las pérdidas de cultivos, a consecuencia de las inundaciones, “no mate económicamente a las familias”.

Alerta roja por lluvias en el norte
?

Las lluvias de la anterior semana, que provocaron inundaciones y crecidas extraordinarias de los río Ichilo, Yapacaní, Piraí y Surutú, han damnificado a 3.700 familias de 52 comunidades de los municipios de San Carlos, Fernández Alonzo, Okinawa y Saavedra, por lo que se han visto obligados a declararse, este lunes, en alerta roja.

El secretario de Seguridad Ciudadana, Enrique Bruno, informó que para paliar estos daños la Gobernación de Santa Cruz ha destinado 4 millones de bolivianos. Explicó que con la declaratoria de alerta roja se ha dado vía libre para que el Centro de Operaciones de Emergencia Departamental (COED) preste atención en salud, vivienda y alimento a los afectados.