Opinión

Equilibrio de poder y renovación en Estados Unidos

El Deber 8/11/2018 04:00

Escucha esta nota aquí

La democracia de EEUU dio una señal importante de renovación y equilibrio de poder que plantea un importante desafío para la gestión del presidente Donald Trump.

En primer lugar, porque los demócratas recuperaron control de la Cámara de Representantes, un voto que implicará un freno a las polémicas políticas que impulsa el mandatario desde hace dos años y que lo obligará a negociar con la oposición para garantizar la gobernabilidad. Los republicanos mantuvieron su mayoría en el Senado, lo que señala un saludable equilibrio de fuerzas en el Congreso bajo el actual esquema bipartidista y donde los votantes también valoraron la recuperación de la economía con una mayor actividad y una baja significativa del desempleo.

No se produjo, eso sí, la denominada “marea azul” opositora a Trump, en gran medida por el voto conservador en los estados del sur, donde los republicanos confirmaron liderazgos importantes.

Los vientos de renovación, a través de los votos, permitieron que las mujeres obtengan un número sin precedentes en la Cámara de Representantes, lo que confirma la voluntad de los estadounidenses por lograr mayores cuotas de equidad en el reparto del poder entre los géneros. Jared Polis, candidato demócrata a la Gobernación de Colorado, será el primer gobernador públicamente gay, lo que muestra el nivel de madurez de la política estadounidense.

También ha sido importante el peso de los latinos. A la cabeza de la candidata de origen puertorriqueño y socialista, Alexandria Ocasio Cortez, los candidatos migrantes tendrán una representación significativa en el Congreso, donde está pendiente una reforma migratoria para la integración plena de millones de indocumentados y donde se debatirán las polémicas propuestas de Donald Trump para construir un muro en la frontera con México y no reconocer la nacionalidad de los hijos de migrantes recién llegados a EEUU. La cuestión migratoria fue uno de los temas centrales de la campaña electoral estadounidense.

Resulta también positiva la inclusión de las dos primeras mujeres musulmanas en la Cámara de Representantes, una señal que también apunta a la integración de las minorías étnicas en un contexto adverso donde la intolerancia, el racismo y la violencia van creciendo en Estados Unidos.

En la elección de Gobernadores hubo un interesante equilibrio. Los republicanos ganaron en 18 plazas y los demócratas en 15 estados.

Las urnas hablaron en Estados Unidos: equilibrio, renovación e integración fueron los mensajes principales. Una buena noticia.