Escucha esta nota aquí

“Y en la sede del Gobierno, observar (que se aumenten) más nueve millones (al costo del nuevo palacio presidencial), otra modificación, no es la opinión del pueblo paceño. Es de algunos, esperamos que no sean insinuaciones de algunos medios de comunicación para querer desprestigiar a esta construcción”. Así ha respondido hoy el presidente Evo Morales, en rueda de prensa, al cuestionamiento por el contrato modificatorio que incrementó Bs 9,9 millones el costo de la Casa del Pueblo, un edificio de 28 pisos que encargó para alojar al Gobierno.

La obra, originalmente contratada por algo más de Bs 231 millones en 2015, costará alrededor de Bs 241 millones, según desveló una investigación publicada hoy en EL DEBER.

Puedes leer: Gobierno autoriza Bs 9,9 millones más para nuevo palacio presidencial

El presidente justificó los costos diciendo que antes teníamos un Estado inquilino y que ahora el Gobierno ha empezado a adquirir los espacios que necesita para hacer gestión.

En sus alteraciones, desde abril de 2015, se reformó tres veces el precio de la obra; en dos se redujo y en otra, se amplió. Al final, la edificación tiene un incremento  de Bs 9.915.387 (1,4 millones de dólares) debido a la instalación de nuevos ítems, que son pedidos o remodelaciones

El presidente señaló que todo se realiza con informes técnicos, y revisiones absolutamente transparentes.

"No entiendo la  mezquindad de algunos hermanos que critican, no creo que sean paceños. Éramos un estado inquilino y en estos años hemos terminado con eso. También éramos un Estado estado inquilino fuera de Bolivia.  Por eso hemos empezado a comprar terrenos, vamos a construir, somos Estado, somos Gobierno”. Manifestó que espera que no sea una solamente una campaña de algunos medios de comunicación para  desprestigiar al Ejecutivo y señaló que estarán todos invitados a la celebración.

Confirmó que está previsto terminar la construcción en marzo. “Escuché por redes protestar, del gimnasio, del sauna. La gente debe saber que la mejor forma de cuidar la salud es el deporte, tengo que ir hasta el Colegio Militar, para hacer deporte, anoche estuve hasta las 23.00. Es algo de mezquindad, todo es protesta!”, dijo. 

Señaló que las actuales instalaciones quedarán como museo y se consulta con los expertos y asesores para definir si las cartas credenciales se entregarán en el viejo Palacio.