Escucha esta nota aquí

La noche de este sábado fueron entregados los cuatro títulos del Miss Santa Cruz y uno de ellos, por primera vez, fue para una modelo afrodescendiente. Mariana Pinedo, la morocha que se llevó la corona de señorita Santa Cruz, rompió el silencio y confesó que sufrió discriminación.

Minutos antes de conocer a las ganadoras de concurso, Mariana reveló que cuando era parte de Esto es guerra (PAT) hubo gente que habló mal de ella por su color de piel. "Me convertí en una figura pública y estuve a merced de comentarios racistas e insultos. Al principio me sentí mal, pero luego decidí ser fuerte y luchar por lo que quiero", dijo.

La modelo dijo a SOCIALES que le gustaría ver más mujeres de color y rasgos exóticos destacándose en los concursos. Tenemos mucho aún por explotar.