Escucha esta nota aquí

Dos aviones de carga de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) aterrizaron este miércoles a la tarde en Cobija, cargados de vituallas y asistentes para los más de 5.000 damnificados que se encuentran en albergues instalados por el Gobierno Municipal y Departamental desde que la furia del río Acre los dejó sin viviendas.

Los 24 salubristas arribaron acompañados de un cargamento compuesto por 600 colchones, mosquiteros y víveres, según constató EL DEBER desde la capital de Pando.

"Están yendo 600 colchones, 300 en cada avión, más 600 mosquiteros que también es importante", sostuvo el ministro de Defensa, Jorge Ledezma.

Además informó que el Gobierno enviará 90 profesionales de salud a la ciudad. "La ministra de salud está destinando 90 médicos más, entre ellos pediatras, tal cual han solicitado. Al margen de ello, como Ministerio de Defensa estamos llevando más colchones, como me han solicitado", expresó Ledesma.

Las aguas del río Acre alcanzaron el martes los 15 metros con 54 centímetros poniendo en aprietos a las autoridades departamentales y locales por una posible inundación de la ciudad de Cobija - Pando, superando lo acontecido en 2012 cuando se tenía 15 metros con 37 centímetros.

El gobernador del departamento de Pando, Edgar Polanco, informó este miércoles que las aguas del río Acre en Cobija empezaron a descender a razón de un centímetro por hora dando un respiro a la población.

Informe: Ruy D"Alencar