Escucha esta nota aquí

Por poco y el experimento que se realizó en vivo para el programa Studio 10 de la televisión australiana, acaba en tragedia. La presentadora Natasha Belling que hizo de asistente, se salvó por un 'pelo'.

El científico Jacob Strickling, que además es un famoso youtuber, mezcló una bebida gaseosa con nitrógeno líquido, para demostrar cómo se podía convertir una botella plástica en un verdadero cohete.

 

Pidió a Natasha Belling que fuera su asistente. Ella lucía nerviosa, insegura al momento de agarrar el plástico a tal punto que lo dejó caer y la botella salió disparada encima de su cabeza.

Para fortuna de Belling, el “cohete” no impactó su humanidad, pero sí la rama de un árbol vecino. Si hubiera logrado golpear a la presentadora, estuviéramos hablando de otra cosa.