La Gobernación de Cochabamba y la Alcaldía de Villa Tunari comenzaron a planificar la reubicación del pueblo Palometas del trópico de este departamento que está inundado hace cinco meses, informó este jueves una fuente oficial.

Se está planificando la reubicación de esta población (...) porque es lo más recomendable técnicamente", dijo Soledad Delgadillo, secretaria regional de los Derechos de la Madre Tierra de la Gobernación cochabambina.

El pueblo de Palometas quedó en medio del agua en enero pasado por las copiosas lluvias en la región que provocaron el desborde de los ríos Colorado y Matamojo, que tienen una convergencia natural justo en los límites de su jurisdicción.

La autoridad regional manifestó que las casi 200 familias de Palometas salieron del área inundada y se refugiaron en casas de familiares hace algunos días y que la Unidad de Gestión de Riesgos y Defensa Civil comenzaron a proveerles de alimentos secos.

Reunión entre Alcaldía y Gobernación 

Según Delgadillo, la preparación del traslado de la localidad afectada comenzó hoy con una reunión entre las autoridades de ambas instituciones donde se determinaron qué tareas deberán efectuar para concretar la iniciativa.

La cita, agregó la secretaria regional, permitió establecer que los técnicos de la Alcaldía de Villa Tunari se encargarán de buscar un terreno apto para la tarea.

Delgadillo añadió que el encuentro hizo posible determinar, además, que la Gobernación de Cochabamba asumirá posteriormente la responsabilidad de gestionar el apoyo del Órgano Ejecutivo para la construcción de casas en el sitio escogido.

"La próxima semana tendremos una nueva reunión para ver los avances y de ese modo ir tomando decisiones más permanentes respecto a esta región", sostuvo.