Escucha esta nota aquí

La Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo) informó el sábado que el cultivo de girasol presentará una disminución drástica del volumen de producción en la campaña agrícola de invierno 2015.

"La superficie de siembra estimada es de unas 140.000 hectáreas, de las cuales, solamente unas 66.000 hectáreas están en buenas condiciones, 25.000 hectáreas están perdidas en su totalidad y 37.000 hectáreas están afectadas, pudiendo alcanzar un rendimiento de 500 kilogramos por hectárea", puntualizó Anapo en una nota de prensa.

La razón principal de esa disminución en el rendimiento es la enfermedad Sclerotinia, que pudre el capítulo y el tallo de la planta, como consecuencia de las excesivas precipitaciones pluviales, la alta nubosidad y bajas temperaturas presentadas en junio y julio.

De acuerdo con el reporte de Anapo, la cosecha de girasol está en marcha y tiene un avance del 15 %, presenta bajos rendimientos y no llega a cubrir los costos operativos para la producción de ese cultivo.

Si bien las cosechas venideras presentan menos afectación con la Sclerotinia, no será suficiente para compensar las pérdidas, según la previsión del sector.