Escucha esta nota aquí

No existe ninguna deuda de parte del Gobierno de Venezuela con la Empresa Pública Nacional Textil (Enatex), así lo informó la ministra de Desarrollo Productivo, Verónica Ramos, a los trabajadores de la empresa estatal en una reunión realizada este lunes.

El dirigente de Enatex, René Ticona, lamentó que la exministra de Desarrollo Productivo, Teresa Morales, haya "mentido" durante su gestión afirmando que los problemas de liquidez de la empresa estatal se solucionarían con el pago de una deuda que en realidad nunca existió.

“Estábamos viviendo de ilusiones. En realidad, no había nada confirmado con Venezuela cuando nos indicaban que había cuatro millones de dólares por cobrar y ellos no querían pagar. Todas las mentiras se saben”, dijo Ticona en declaraciones al canal de televisión Cadena A.

Enatex, empresa textil del Estado, atraviesa en la actualidad una grave crisis económica. Entre los meses de diciembre y enero los trabajadores realizaron dos huelgas por falta de pago de salarios. 

EL DEBER ha intentado comunicarse con la ministra de Desarrollo Productivo, Verónica Ramos, y aguarda la llamada de respuesta para confirmar la información.

Reclamo a Maduro en La Paz
?

La presunta deuda con Enatex provocó un incidente con el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, durante su visita a Bolivia el 22 de enero pasado, cuando el funcionario participaba de la investidura de Evo Morales. El diputado de la alianza opositora Unidad Demócrata (UD), William Santamaría levantó un cartel que decía: “Maduro paga tu deuda con Enatex".

Cuándo los medios le preguntaron al mandatario venezolano sobre la supuesta deuda la respuesta fue poco clara:

“Nosotros tenemos excelentes relaciones con los textileros y seguirán siendo así. Contra Venezuela siempre se tejen intrigas. Hace 200 años eran contra Sucre, contra Bolívar. Luego fue contra el comandante Chávez, la intriga continuará. Lo importante es que los pueblos y los hombres honestos no se hagan eco de ellas para dividirnos. Es triste ser víctima de intereses antipueblo. Que viva Bolivia; que viva Venezuela”, afirmó.