Escucha esta nota aquí

Munido de un fajo de documentos para fundamentar su queja, así llegó el profesor Cristóbal Malue Cujuy a EL DEBER para denunciar un supuesto abuso de autoridad por parte de autoridades de la Dirección  Departamental de Educación. 

Malue explicó que en 2016 fue designado director distrital del Plan Tres Mil y que una de las tareas que se le encomendó fue resolver el conflicto que se originó en el colegio de convenio Buenas Nuevas, donde padres de familia rechazaban que el establecimiento se convierta en fiscal. 

Dijo que el lío se descontroló, los papás no permitían ingresar a los profesores al colegio, por lo que el director departamental, Salomón Morales, le dio 24 horas para que resuelva el problema.  Al no poder cumplir con la orden, fue suspendido del cargo y se le inició un proceso disciplinario administrativo por incumplimiento de deberes, aunque con goce de haberes. 

Según el docente, su proceso no avanzó, tampoco se le desembolsó el sueldo y más bien acabaron quitándole el ítem y dejándolo sin trabajo. “Están vulnerando mis derechos, no entiendo por qué mi proceso fue ampliado más de 10 veces, no han podido comprobar nada de lo que se me acusa y me están perjudicando”, dijo. EL DEBER intentó conocer la versión de Morales, pero no fue posible.