Escucha esta nota aquí

Israel afirmó este jueves que dos de sus ciudadanos están cautivos en Gaza, uno de ellos en manos de Hamas, tras haber cruzado ilegalmente la valle de seguridad para ingresar a ese territorio.

El ministerio de Defensa dijo en un comunicado que, "según datos de inteligencia creíbles", Avraham Mengistu, un israelí de descendencia etíope, "está siendo retenido contra su voluntad por Hamas en Gaza".

Mengistu, nacido en 1986, cruzó la valla de seguridad para entrar a Gaza el pasado 7 de septiembre de 2014, poco después de la última guerra entre Israel y Hamas, según el comunicado.

Hay un "caso adicional de un árabe-israelí que también está siendo retenido en Gaza", añadió el ministerio de Defensa. Hamas rechazó, por su parte, hacer cualquier comentario oficial.

Un alto responsable del movimiento islamista en el poder en la Franja que "ninguna negociación se ha abierto oficialmente" con los israelíes, sin confirmar o desmentir estas detenciones. Pero, advirtió, "nada es gratuito: antes de cualquier discusión, Hamas exigirá la liberación de todos los prisioneros excarcelados en el intercambio del soldado Gilad Shalit y de nuevo apresados".

A finales de 2011, Israel aceptó liberar un millar de detenidos palestinos a cambio del soldado Shalit, retenido por Hamas desde 2006. Desde entonces, decenas de estos palestinos fueron detenidos de nuevo por las autoridades israelíes y algunos fueron condenados a cadena perpetua.

Restricción 

Israel mantiene un estricto bloqueo de Gaza y no permite que sus ciudadanos entren en el enclave palestino, en parte porque teme que sean utilizados como moneda de cambio para conseguir la liberación de algunos miembros de Hamas.


Interlocutores internacionales

El gobierno anunció haber hecho "un llamamiento a los interlocutores internacionales y regionales para que pidan una liberación inmediata de Mengistu y obtengan informaciones sobre su estado".

Israel y Hamas anunciaron recientemente haber reanudado "contactos indirectos" para tratar de lograr una tregua de larga duración a cambio de una suavización del bloqueo israelí sobre Gaza.