Escucha esta nota aquí

A 16 días del paro médico, el conflicto no encuentra solución porque tanto los galenos como el Gobierno no ceden. El diálogo de ayer en La Paz entre el Colegio Médico de Bolivia y la ministra de Salud, Ariana Campero, fracasó. 

Los médicos han endurecido sus posiciones, pues ahora ya no piden modificación, sino  abrogación tanto del Decreto Supremo 3385 sobre la creación de la Autoridad de Salud, como del artículo 205 del proyecto del Código del Sistema Penal; además, amenazan con iniciar huelgas de hambre, suspender las cirugías y cerrar las consultas externas en las clínicas privadas.

La reunión de ayer no duró ni dos horas. Los médicos decidieron abandonar la cita convocada por la ministra de Salud, porque, a decir del dirigente médico de La Paz, Luis Larrea, el Gobierno no está dispuesto a abrogar el DS 3385 e insiste en crear la Autoridad de Fiscalización, quitando competencias que corresponden a las alcaldías y a los servicios departamentales de salud de las gobernaciones.

Campero acusó a la dirigencia paceña de radicalizar su posición. “Ellos dicen tener fundamentos técnicos, pero nosotros les mostramos las actas en las que ellos acordaron que se fiscalice al médico privado y al público, ellos aceptaron a la Autoridad de Fiscalización de Salud Pública y Privada, pero ahora lo rechazan”.

Afirmó que la dirigencia de La Paz no tiene ninguna intención de solucionar el problema, ni siquiera intenta participar en la elaboración de un nuevo decreto, pero, pese a ello, seguirán esperando el retorno a la mesa de negociación. 

Por la mañana, la ministra, en rueda de prensa junto con los presidentes de las cámaras de Senadores y de Diputados, José Alberto Gonzales y Gabriela Montaño, dijo que el Gobierno jamás tuvo la intención de “criminalizar” el ejercicio médico, sino de mejorar el sistema de salud, por lo que pidió a los galenos suspender el paro y trabajar nuevas normas, respetando los acuerdos antes logrados.

Mostró actas de varios acuerdos firmados con los dirigentes del Colegio Médico de Bolivia y de La Paz, que ahora desconocen.

Aclaró que la nueva Autoridad de Fiscalización de Salud no fijará los precios, aranceles ni tarifas de los establecimientos de salud privados, sino que su misión será “regular, controlar y fiscalizar” dichos montos. Recordó que actualmente los aranceles son fijados por el Colegio Médico. 

Gonzales anunció que el tratamiento del artículo 205 se suspenderá hasta la próxima semana, mientras que Montaño aseguró que dicha norma, que rechazan los salubristas, “protege al profesional de salud y a la ciudadanía que sufre el atropello de personas que no siendo médicos hacen cirugías estéticas y provocan personas fallecidas”.

En estos 16 días de paro, las autoridades calculan que  45.000 personas no han sido atendidas y 20.000 cirugías programadas han sido canceladas por el paro.

Marchas y amenazas

Ayer fue una jornada de protesta de los profesionales de salud en diferentes regiones del país. En Santa Cruz se realizó la ‘marcha de mandiles blancos’, que partió de la plaza del Estudiante y concluyó en la plaza 24 de Septiembre. 

En la movilización estuvieron los dirigentes cívicos, Fernando Cuéllar y  Luis Fernando Camacho. Fue una marcha masiva, donde estudiantes de Medicina y profesionales de salud rechazaron el artículo 205, porque, según ellos, criminaliza la práctica médica. 

El presidente de la Asociación de Clínicas y Centros Médicos Privados de Santa Cruz,  Carmelo Rodríguez, afirmó que desde el martes el paro médico también se acata en ese sector, pues solo se atenderá en emergencias.  Esta instructiva fue acatada ayer por los galenos de la clínica
Niño Jesús, pues en las afueras de sus instalaciones colocaron un letrero que informaba a la población que no hay atención debido al paro médico.

Los galenos de Cochabamba ayer bloquearon los accesos al hospital Viedma y precintaron la puerta del Servicio Departamental de Salud. El presidente del Sindicato de Ramas Médicas, Carlos Nava, amenazó con bloqueos de calles y carreteras y una renuncia masiva.

Víctimas de mala praxis

La Asociación de Víctimas de Mala Praxis Médica de La Paz y El Alto se declararon en estado de emergencia. El líder de ese sector, David Inca
Apaza, declaró a la agencia ANF que la protesta de los médicos  afecta a miles de pacientes.

Para Inca, con el paro los galenos están cometiendo negligencia al vulnerar los derechos de los enfermos. “Están yendo en contra de los intereses de toda una colectividad. Nos alarma que  (los médicos) hayan advertido con paralizar todo tipo de cirugías, eso es un atentado contra la vida de las personas, es sedición y violación de derechos humanos”, acotó.

 Más del tema

El anuncio
Desde la oficina de la Defensoría del Pueblo, en La Paz, se informó de que en el transcurso de hoy, se presentará un nuevo recurso de acción popular en procura de suspender las protestas que realizan los médicos  contra el artículo 205 del proyecto del Código de Sistema Penal que está en tratamiento en la Cámara del Senado.

El ministerio Público
El fiscal del distrito de Santa Cruz, Freddy Larrea, convocó a los galenos a que suspendan sus medidas de presión para evitar mayores perjuicios a la población y los exhortó a que busquen una solución a sus demandas a través del diálogo con las autoridades del área.