Escucha esta nota aquí


Científicos del King"s College de Londres han relacionado el hábito de fumar con el desarrollo de la esquizofrenia, según informa este viernes la revisa "Lancet Psychiatry".

Los investigadores, que instaron a llevar a cabo estudios más profundos, apuntaron que los fumadores son más propensos a desarrollar esa enfermedad a una edad más temprana.

No obstante, los expertos puntualizan que la mayoría de los fumadores no desarrolla esquizofrenia, pero creen que el tabaco supone un riesgo. El argumento principal de la investigación del King"s College es que los enfermos fumaban antes de su primer brote psicótico, tras analizar 61 investigaciones que sugerían que la nicotina podría alterar el cerebro.

Los resultados indicaron que el 57 % de los pacientes ya eran fumadores antes de desarrollar la enfermedad. Además constataron que los que fuman a diario tienen el doble de posibilidades de desarrollar psicosis que los que no. 

En ese sentido, los que consumen tabaco desarrollan la enfermedad, en promedio, un año antes, añade la investigación. Los científicos comprobaron que la nicotina altera el nivel de la dopamina en el cerebro, hormona relacionada con la psicosis.