Escucha esta nota aquí

Norah Reque, que hasta el 20 de enero de este año fungió como secretaria ejecutiva del Centro de la Cultura Plurinacional Santa Cruz (Ccpsc), se apersonó hasta la redacción de EL?DEBER para denunciar su despido irregular de esa institución después de haber cumplido tres meses en ese puesto, que obtuvo mediante un concurso de méritos, situación que fue negada por Silvana Vásquez, directora del centro.

Reque se desempeñaba en esa función desde el 15 de octubre del año pasado. La mujer mencionó que el motivo de su despido, según Vázquez, fue el de no haber superado la evaluación de los 90 días; sin embargo, la exsecretaria dijo que con este acto se violaron algunos puntos de los precedentes administrativos de la Superintendencia del Servicio Civil, ya que no le comunicaron la forma de evaluación, ni tampoco que estaba siendo sometida a ella, ni le mostraron el formulario correspondiente para cumplir este aspecto, y, además, dijo Reque, el memorándum de despido le llegó el 20 de enero, ocho días después de cumplir los 90 de evaluación. “Una vez pasa un día de esos tres meses, se produce mi ratificación tácita y automática, es decir, cumplí con la evaluación, algo que en el Ccpsc desconocen”, concluyó Reque.

Todo legal
Silvana Vázquez contestó que la destitución de Reque no tiene nada de ilegal, sino que fue un procedimiento administrativo regular. “En la convocatoria pública externa, cuando un funcionario se adjudica el cargo, tiene 90 días de prueba, en los que se le califican ciertos criterios con una nota”, comentó Vázquez, y agregó que después de ese tiempo la calificación de Reque no fue suficiente para una evaluación de ratificación en el cargo sino de desvinculación. Además, desde el Ccpsc arguyeron que los puntos que supuestamente se violaron según Reque no son precedentes para su caso en específico, sino que forma parte de una reglamentación general.

Vázquez señaló que el tema de fondo en este caso es que el exsubdirector del centro Jorge Aliaga: “no se ha sentido cómodo con su destitución y de ahí se aprovecha cualquier oportunidad para abordar en contra de esta institución”. Vázquez, directora del centro desde abril del 2014, indicó que Aliaga (destituido durante su gestión), está manipulando a Reque para que siga con esta causa.

Gestión de Aliaga
Reque expresó que con ella se han ido todos los trabajadores que empezaron en la gestión de Aliaga en 2009, cuando él era director, ya que “la intención de Vázquez siempre fue deshacerse de ellos”, comentó, aún cuando en septiembre de 2013 hubo un acuerdo verbal con la gente de la Fundación Cultural del Banco Central de hacer una migración de todos los trabajadores del Centro Cultural Santa Cruz al Ccpsc, algo que la actual directora desconoció en junio de 2014.

Vázquez, confirmó el acuerdo, pero dijo que la Fcbcb tuvo que replantearlo cuando se revisó el procedimiento administrativo y legal del reclutamiento de ese personal y se encontraron vacíos y formas incorrectas en su contratación, por lo que se les ofreció puestos interinos por tres meses y la posibilidad de que participen en concursos de méritos para acceder a sus respectivos puestos, algo que solo aceptaron Norah Reque y otro funcionario más, cuya convocatoria al final se declaró desierta