"Prácticamente toda mi vida viví con mi madre. Yo jamás tocaría a una mujer. No entiendo cuáles son los motivos que han derivado para que ella pueda hacer esta denuncia. No sé qué hay detrás. Me sorprende bastante, porque teníamos una buena relación". Esa fue la explicación que dio el presidente de la Brigada Parlamentaria Cruceña, Henrry Cabrera, un día después de que su expareja lo denunciara por agresión física y psicológica.

Karen D., ayer (martes) por la mañana, después de sentar la denuncia en la Unidad de Víctimas Especiales, compartió con los medios de comunicación imágenes de las agresiones que las que, según declaró, había sido víctima. Explicó, entre otras cosas, que los abusos no eran recientes y que el miedo al poder del político masista la hizo soportar en silencio las vejaciones.

La expareja del diputado, durante una entrevista en Unitel, dijo que fue víctima desde hace un año y que no se animaba denunciarlo porque él ostentaba el poder del cargo político que tiene pero que, sin embargo, se animó a hacerlo gracias al apoyo de su familia.

Ante estas acusaciones lo que hizo Cabrrera fue pedir a sus colegas una oportunidad para mostrar su inocencia y defenderse ante el Ministerio Público. Según su versión, tuvo una muy buena relación con la mujer que ahora lo denuncia, que era la encargada de su agenda y a la que -en la conferencia de prensa- la calificó de excelente trabajadora.

La conferencia de prensa del diputado del MAS:

Repudio

La denuncia contra el diputado del MAS generó una ola de críticas y repudio no solo en las redes sociales. Autoridades departamentales y nacionales han pedido, desde su renuncia hasta la máxima sanción para Cabrera.

“Yo, como cruceña, exijo su renuncia. No quiero que un abusador represente a la sociedad cruceña en el Parlamento y les pido a los diputados del MAS que le pidan su renuncia para que se presente a los estrados judiciales y responda ante la ley”, dijo ayer la vicepresidente de la Asamblea Legislativa Departamental de Santa Cruz, Mariela Paniagua.

Este miércoles la presidenta de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño, que es de las mismas filas del MAS que el diputado denunciado por agresión, dijo que debe presentarse ante la justicia para responder por los delitos y también, debe dar explicación a la opinión pública.