Santo Remedio, ese es el nombre de la nueva franquicia con que la cadena de Farmacias Chávez ingresará en este modelo de negocio, a fin de ampliar su presencia en el mercado de medicamentos a escala nacional.

La compañía tiene una participación de mercado del 13% y con esta propuesta la meta es duplicar ese porcentaje.

El gerente general de Farmacias Chávez, Leonardo Salvatierra, informó que incluso cuentan con una farmacia modelo que funciona en la avenida 2 de Agosto y cuarto anillo de la ciudad de Santa Cruz. En la actualidad, la compañía está haciendo algunos ajustes en el modelo de negocio. “Santo Remedio nos permitirá llegar a rincones a los que nos cuesta llegar como compañía”, aseguró

El ejecutivo agregó que la franquicia se comercializará a $us 25.000. El concepto es una botica tradicional que contenga los medicamentos básicos, pero tendrá el ‘paraguas’ y la experiencia de Farmacias Chávez.

El ajuste del modelo de negocio terminará en diciembre y los que estén interesados pueden enviar un e-mail al correo franquicia@farmaciachavez.com.bo.

En primera instancia priorizarán a los empleados de la cadena que quieran emprender en el negocio. Esta compañía tiene 64 sucursales en el país. Hasta diciembre la cifra se ampliará a 72, su presencia en Bolivia llega a siete departamentos y 18 ciudades.

Con Santo Remedio, la firma espera abrir entre 10 y 15 tiendas por año, y serán surtidas y asesoradas por la compañía.

Dan visto bueno a la iniciativa

Roberto Pérez, gerente general de Franquicias América, dijo que la decisión que tomó Farmacias Chávez es muy buena porque el modelo elegido es uno de los más rentables en el mundo.

“Básicamente se usan recursos de terceros para expandirse. Es la mejor forma de hacer frente a la competencia en su sector”, afirmó el especialista.

Observó que la firma tendrá un arduo trabajo porque se está usando una marca nueva.

“Han creado una marca hija que no tiene una relación directa o visible con ellos”, explicó.

Detalló que la idea no es nueva en el mundo de las franquicias, pero recomendó realizar una campaña conjunta en la que se resalte que la nueva marca tiene el soporte de la compañía madre.

“No pagarán los costos laborales, que en el país son altos, y si se hace bien van a crecer a una velocidad astronómica”, apuntó.

El presidente de la Cámara de Franquicias de Bolivia, Alfredo Troche, dijo que el surgimiento de franquicias locales es positivo más cuando este sistema, pese a tener más de 100 años en el mundo, es nuevo en el país.

“Es bueno que se consoliden marcas locales, que luego salgan afuera de Bolivia”, afirmó.

Explicó que en el país operan cerca de 200 franquicias, entre marcas nacionales e internacionales. Troche agregó que Santo Remedio sería la primera franquicia del sector farmacéutico.