Escucha esta nota aquí

Jéssica M.F. (8) se recupera en la clínica Santa María luego de sufrir un accidente de tránsito en el que un microbús de servicio público le pisara el pie derecho, tras lo cual los médicos debieron amputarle un dedo por la grave lesión.

El hecho sucedió el 23 de abril en la radial 10 y la avenida Che Guevara, cuando la menor regresaba a su casa acompañada de la madre de un compañero de colegio. Abordaron el micro Nº 5 de la línea 8 y al llegar al lugar donde debían bajar el conductor se detuvo un instante y arrancó sin esperar que todos descendieran.

Jéssica cayó y quedó a merced de las llantas, pudo sacar ambas piernas, pero una rueda pasó por encima de su pie derecho, que sufrió múltiples fracturas. El más dañado fue el cuarto dedo y tuvieron que amputarlo. Se sabe que el chofer fue liberado con medidas sustitutivas por un juez