Escucha esta nota aquí

El director técnico de Oriente, Néstor Clausen, afirmó que si no logra un triunfo este domingo (15:00) ante Guabirá se irá del equipo albiverde, por lo que no habrá necesidad de que la dirigencia lo despida. El argentino habló en conferencia de prensa este miércoles y explicó por qué abandonó al equipo a 15 minutos para el final del partido contra Destroyers

"Si sale todo bien, sigo y si sale todo mal, doy un paso al costado y que el próximo colega trabaje", expresó el DT. El entrenador señaló que el receso por la fecha FIFA le vendrá bien al próximo director técnico para conocer e implantar sus ideas en el equipo albiverde.

Clausen también dijo que dejó la cancha en el partido ante Destroyers porque estaba con la sangre caliente. Agregó que detrás de la malla dos hinchas lo estaban insultando y para no explotar, y hacer algo fuera de lugar, decidió irse al vestuario. "Hablé con el asistente y le dije que se hiciera cargo", indicó el argentino.

Sin embargo, sabe que la presión es fuerte en el campamento refinero, por lo que está obligado a ganar a los azucareros el fin de semana. "Hablaré con los jugadores y con los dirigentes para analizar y tomar la mejor decisión por Oriente. Aquí no estoy para perjudicar", expresó. Clausen abandonó el banco de suplentes a los 75 minutos del choque ante los cuchuquis cuando su equipo perdía 3-1. El resultado final fue 4-4 en un gran final.