Escucha esta nota aquí

Mark Zuckerberg tiene previsto sumar unas 3.000 personas al equipo que monitorea Facebook Live y otros aspectos de la red social para evitar esparcir contenido inapropiado, ofensivo o ilegal.

La decisión se tomó después de que la plataforma de Facebook Live fue utilizada para transmitir actos como el homicidio de un bebé en Tailandia y otro asesinato en Cleveland en el que un hombre mostró cómo disparaba a un señor aparentemente al azar.

Según New York Times, la empresa también ha sido criticada por hacer un mal trabajo respecto a eliminar el contenido que viole sus reglas, como en el caso del intercambio de fotografías de militares desnudas.

Zuckerberg señaló que los episodios recientes fueron “desgarradores” y que los nuevos moderadores se sumarán a las 4.500 personas que ya tiene en su equipo de operaciones para la comunidad.

Pese a las promesas de Zuckerberg, muchos usuarios de la red social se mostraron escépticos de que la contratación de 3000 moderadores vaya a resultar en cambios. Cientos de comentarios en la publicación de Zuckerberg hablaban de casos en los que reportaron contenido que consideraron inapropiado y que la compañía no removió.

La mayoría de los moderadores son contratistas que reciben un sueldo relativamente bajo y viven alrededor del mundo. Usualmente revisan una publicación por solo algunos segundos.