Escucha esta nota aquí

Un perro se "rindió" ante un operativo de agentes de la Policía en el sur de Brasil contra una red de narcotraficantes en una favela de ese país. Los presuntos delincuentes fueron detenidos, puestos boca a bajo y requisados junto al can que se acomodó junto a ellos. 

Uno de los policías tomó la fotografía del animal echado junto a la banda de delincuentes, a la que se le secuestró 1,5 kilogramos de marihuana, cocaína y armas. La imagen dio la vuelta al mundo a través de las redes sociales.

En este tipo de intervenciones se exige que los detenidos se recuesten con las manos a la vista para evitar cualquier sorpresa desagradable. Fue en ese momento que un perro entró a escena y se echó voluntariamente entre el grupo de detenidos, según relató un policía de Santa Catarina a un medio local.

El operativo que se realizó en Vargem Grande, el pasado jueves, y tuvo como resultado la captura de dos personas. Fuera de eso, la imagen le arrancó una sonrisa a más de un agente que participó en el operativo y millones de internautas.