Escucha esta nota aquí

El Comité para la Protección de Periodistas (CPJ, en inglés) condenó las amenazas de muerte que recibieron en Bolivia en los últimos días dos profesionales de la comunicación que investigaban casos de corrupción.

Según informes difundidos en el país, las amenazas de muerte fueron recibidas por los periodistas Escarley Pacheco y José Miguel Manzaneda, ambos del canal de televisión privada ATB en la ciudad de Cochabamba.

"El hecho de que las amenazas contra Escarley Pacheco y José Miguel Manzaneda se produjeron después de informar de la corrupción policial es particularmente preocupante", dijo el coordinador para América de la CPJ, Carlos Lauría.

"Las autoridades deben adoptar todas las medidas que sean necesarias para asegurar que haya una investigación independiente y garantizar la protección de los periodistas", agregó el directivo de la organización profesional, con sede en Nueva York.