Escucha esta nota aquí

La salud del cardenal Julio Terrazas recayó la noche del viernes tras la partida del papa Francisco en Bolivia.

El religioso salió de la clínica Incor la mañana del viernes para asistir al encuentro con pontífice y los obispos en la iglesia La Santa Cruz.

El doctor Herland Vaca Díez, médico de cabecera del cardenal, autorizó la salida del Julio Terrazas tras corroborar el buen estado en el que se encontraba en ese momento, luego de que una noche antes (jueves) Francisco lo visitara en la clínica.

Vaca Diez informó que el cardenal le comentó que se sentía “decaído y algo flojo”, situación que preocupó al médico y decidió internarlo nuevamente, ya que en su domicilio no se le puede dar la constante atención que requiere.

Este sábado se le realizaron unos nuevos exámenes para determinar la situación en la gravedad de su estado. El Cardenal lleva al menos dos semanas internado debido a una infección intestinal, en los últimos informes se vio una leve recuperación, pero los médicos lo mantuvieron en observación.