Escucha esta nota aquí

Naty Choquetarqui, pasante de enfermería de la Universidad Pública de El Alto (UPEA) en el Hospital del Niño, fue sentenciada hoy en el Juzgado Tercero de Instrucción en lo Penal a dos años de privación de libertad, por la comisión del delito de encubrimiento en el caso de la muerte del bebé Alexander.

La información fue confirmada por el Fiscal Departamental de La Paz, Paúl Franco, quien detalló que el proceso fue abreviado, debido a que la acusada decidió aceptar su culpabilidad. Esta es la segunda sentencia en el proceso. 

Los datos indican que el 13 de noviembre de 2014, la enfermera Lola Rodríguez Onofre de Miranda ingresó a la sala de emergencias del Hospital del Niño con el bebé Alexander en brazos, a primera hora de la mañana. El niño fue atendido por el personal de turno de ese nosocomio, entre los cuales se encontraba Naty Choquetarqui.

Según la versión de la sentenciada, esa profesional se deshizo de la ropa mojada del bebé y posteriormente procedió a llenar el historial clínico con datos de otro paciente, circunstancia en la que se colocó un pañal desechable con el propósito de tapar el sangrado anal.

Choquetarqui asumió su responsabilidad por encubrir estos hechos, ratificando con ello la hipótesis del Ministerio Público, en sentido de que el personal médico del Hospital del Niño que atendió al bebé incurrió en actos irregulares que distorsionaron inicialmente la investigación.