Escucha esta nota aquí

Para el presidente del Concejo Municipal de Porongo, José Miguel Rojas Bonilla, el tema de la basura es un asunto complejo y de difícil situación por razones de orden económico, técnico, social y político.

Expresó que el traslado del actual botadero es un tema pendiente, porque en primer lugar nunca debió ubicarse donde está desde hace unos ocho años. El costo para un estudio técnico de ubicación, que encierra el aspecto ambiental y social (las comunidades se oponen a tener un basurero cerca a su territorio), es alto para el presupuesto municipal y también prima la voluntad política para emprender un proyecto de esta magnitud.

Admitió que antes del gobierno municial que salió, no había botadero y que si bien se trató de un avance, no fue debidamente planificado ni se actuó con visión de futuro. También aceptó que el actual gobierno municipal, que es transitorio, no podrá hacer mucho para superar el problema. Sin embargo, dijo, se pueden hacer contactos con instituciones y organismos extranjeros en busca de ayuda técnica y económica.