Escucha esta nota aquí

El Gobierno descartó impulsar proyectos de producción de uranio en el país, ante recomendaciones de expertos internacionales, y decidió potenciar la producción de litio, informó el presidente de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), Marcelino Quispe.

"La Comibol prácticamente por estos conceptos ha desechado continuar en este proyecto del uranio teniendo un gran yacimiento de litio en el Salar de Uyuni y a futuro vamos a tener plantas nucleares de litio que impulsarán otras generaciones", explicó.

Recordó que en 1984 se cerró la última mina de uranio denominada Kotaje, que se encontraba en el norte de Potosí, después de ese cierre se decidió continuar con el proyecto de uranio y se solicitó apoyo a expertos de Francia y Alemania.

"Nos informaron que la industria del uranio prácticamente está en recesión porque esta industria genera muchos desechos tóxicos y es problemático conservarlos, encapsularlos", rememoró.

Después de esas recomendaciones dijo que se determinó potenciar el litio para lo que se buscará nuevos profesionales para impulsar esa área minera.

Asimismo, aseguró que para el plan nacional de energía nuclear se comprará uranio de Francia, Canadá y Australia, pero en pequeñas cantidades porque dijo que no se requiere tanto.

"No se justificaría, porque si produciríamos uranio no tendríamos mercado, sino para estudios de carácter medicinal se requieren en pequeñas cantidades para emprender una empresa se requieren recursos grandes", apuntó.