Escucha esta nota aquí

Una mujer, de 28 años, les habría dado de beber gaseosa con raticida a sus tres hijos para acabar con sus vidas. El hecho sucedió el viernes en la comunidad San Lorenzo, en el municipio de San Benito, en Cochabamba, y fue descubierto recién ayer por el padre de los menores, quien fue arrestado con fines investigativos.

Los tres hermanos (7, 4 y 1 año de edad) fueron encontrados muertos recostados sobre una cama, mientras unos metros más allá estaba el cuerpo sin vida de su progenitora. En el lugar se encontraron dos recipientes con gaseosa que se presume fueron mezclados con el veneno, informó el policía Vladimir Pérez a la agencia de noticias Fides.